loader image

El sureste de México es una región rica en cultura, naturaleza y biodiversidad, pero también una de las más rezagadas en términos de desarrollo económico y social. Para revertir esta situación, el gobierno federal ha impulsado el Tren Maya, el proyecto ferroviario más relevante del país, que fomenta el crecimiento económico y turístico de la zona, respetando el medio ambiente y la identidad de los pueblos originarios.

El Tren Maya recorrerá más de 1.500 kilómetros, conectando cinco estados: Chiapas, Tabasco, Campeche, Yucatán y Quintana Roo. Su construcción se basa en los criterios más elevados de calidad, seguridad, confort y tecnología de primer nivel. Se dispondrá de 42 trenes hechos en el país, cumpliendo la meta de que sea un tren creado por mexicanos.

El aspecto exterior de los coches refleja la cultura maya, como por ejemplo en los colores y texturas del arte local; y en la grandeza del jaguar, animal propio del sureste, hermoso, elegante y rápido. El visitante podrá conocer los lugares a bordo de tres modelos: Xiinbal, Janal y P’atal.

Xiinbal significa viaje o excursión en maya, y es el tren estándar de servicio que ofrece a los usuarios un trayecto placentero y sereno. Es un modelo fiable y sencillo de usar, diseñado con ventanas panorámicas que permiten a los visitantes admirar los verdes paisajes del sureste.

Janal significa comida o alimento en maya, y es el tren restaurante de servicio que brinda a los usuarios una experiencia gastronómica única. Es un modelo sofisticado y elegante, diseñado con espacios amplios y cómodos que permiten a los visitantes degustar los sabores de la cocina regional.

P’atal significa aprender o enseñar en maya, y es el tren de lujo de servicio que ofrece a los usuarios una experiencia cultural inolvidable. Es un modelo exclusivo y vanguardista, diseñado con espacios interactivos y multimedia que permiten a los visitantes conocer la historia, la arqueología y la cosmogonía de la civilización maya.

El Tren Maya no solo es un medio de transporte, sino también un instrumento de desarrollo social, ambiental y cultural. Su objetivo es generar empleo, inversión, infraestructura, conectividad, inclusión, sustentabilidad y preservación del patrimonio histórico y natural del sureste. El Tren Maya es, en definitiva, un sueño hecho realidad para los habitantes y los visitantes de esta región tan maravillosa de México.